Un pequeño truco para que pintes tu casa y quede bien 

31.08.2018

Pintar es fácil, lo difícil es pintar bien. Si alguna vez has pintado tu casa te habrás dado cuenta que pintar no es tarea fácil, sobre todo si es la primera vez. ¿Cuantas veces no ha pasado que se haya tenido que repetir una y otra vez pasar mano sobre mano la misma pared porque no ha quedado bien?

Pasa mucha veces, y tiene su truco, que no se le haya puesto una buena base al principio en la primera mano.

Pintar es fácil y difícil, según se mire. Nosotros siempre recomendamos dejar ese trabajo en manos de profesionales porque en Píntame nos dedicamos a ello pero comprendemos que no todo el mundo se puede permitir pagar un pintor siendo un trabajo al alcance de todos.

Nuestro pequeño truco es que pases siempre la primera mano de arriba hacia abajo. La segunda mano totalmente opuesta a la mano que le has dado, es decir. Si la primera la has pasado vertical, la segunda pasarla horizontal porque lo que se busca con esa mano es tapar todos los huecos y todos los espacios que la primera mano no pudo llegar. Aunque de cerca se vea bien de lejos cuando seca sino se ha hecho así, queda feo. Y luego la tercera mano pasarla de nuevo verticalmente para que quede toda la pared totalmente homogénea.